El hombre y el arcoíris

No hay comentarios

Se dice que un hombre viajó a la gran montaña en busca del final del arcoíris más grande del mundo. Al llegar y reclamar su tesoro, el hombre sintió como sus pies se sumergían en la tierra, el cuerpo se alargaba y sus manos de convertían en grandes ramas, convirtiéndose al fin en un hermoso roble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s