El micro-micrón

Esa mañana se me hizo tarde porque en la noche anterior me desvelé viendo las luchas. Estaba poniéndose lo mejor cuando apareció mi madre levantando el puño, me amenazó diciendo que aunque amaneciera muerto, tendría que ir a la escuela.